Sobre la Geoingeniería

Qué es la ingeniería climática?

Resumen breve y sencillo:

La geoingeniería es la manipulación del clima a nivel global. Lo hacen principalmente mediante la fumigación de aerosoles con aviones, que todos podemos ver si miramos hacia arriba (cielos tóxicos), y mediante la manipulación de la atmósfera con potentes ondas de radio/microondas.

Combinando estos dos elementos, los geoingenieros pueden crear sequías, lluvias, diluvios, nevadas, granizo, terremotos, tsunamis, ciclones etc.

Es la manipulación deliberada y A GRAN ESCALA de los sistemas climáticos de la tierra por medio de diversas tecnologías, es decir, es la manipulación y control del clima terrestre por parte de quienes tienen la capacidad de llevar a cabo estos programas.

Dado que también es posible alterar otros descargaparámetros mucho más amplios que el clima en sí, como por ejemplo la ionosfera, la magnetosfera, las corrientes atmosféricas y de humedad, las corrientes marinas o la corteza terrestre (terremotos, tsunamis, huracanes…etc), también recibe el nombre de Geoingeniería (Geo = tierra).

El término «chemtrails» es muy popular aunque, por no ser un término científico, su uso no es conveniente, ya que resta credibilidad ante una población programada para creer la narrativa oficial y ridiculizar o menospreciar a quienes la contradicen.

La geoingeniería utiliza dos técnicas principales (una de tipo material y otra de tipo energético):

  1. Inyección Estratosférica de Aerosoles (IEA), MVI_5378_Moment(12)que consiste en la dispersión o rociado de aerosoles en la estratosfera por medio de la aviación militar y comercial. El propósito «declarado» u «oficial» es el de reflejar parte de la luz solar para reducir el calentamiento global, generando un «oscurecimiento» del planeta (se llama Global Dimming). Estos aerosoles, sin embargo, producen efecto invernadero, calentando el planeta, además de ser tóxicos, incendiarios, desecantes, destruir la capa de ozono…etc. En el argot científico, también lo denominan Gestión de la Radiación Solar (GRS), Cloud Brightening (Abrillantar las nubes).
  2. Transmisión de Radiofrecuencias/Microondas extremadamente potentes y peligrosas, con las cuales se manipulan las masas de aerosoles metálicos inyectados, las corrientes de aire, humedad y el clima a gran escala. Se llaman también descarga«Calentadores de la ionosfera». La instalación más conocida es la que se encuentra en Gakona (Alaska), llamada H.A.A.R.P. (Foto) aunque hay decenas de ellas repartidas por el planeta. Además de estas  instalaciones masivas, otras instalaciones emisoras de radiofrecuencias/microondas de menor envergadura cooperan en las operaciones de manipulación climática. Las aparentemente «inofensivas» torres de telefonía móvil emiten a menudo potencias 10 veces mayores que las necesarias para los usos civiles de la población… ¿Para qué están siendo utilizadas las emisiones restantes?

Los defensores de la falsa narrativa oficial, es decir, de que la geoingeniería no existe y es sólo una propuesta, pretenden confundir a la población acerca de esta gravísima intervención global alegando que:

1º lo que vemos en el cielo son estelas de condensación y

2º en todo caso se trata de unas cuantas avionetas echando yoduro de plata sobre un par de nubes para alterar el tiempo local y, así, favorecer ciertos cultivos, el turismo u otras falacias creadas para hacernos pensar que se trata de actividades de poca importancia.

Esta prácticas y estos argumentos no pueden estar más lejos de la realidad, ya que el fenómeno que estamos observando actualmente ocurre a nivel global y a diario: no se localiza en zonas agrícolas o ganaderas, ni en zonas de turismo ni en ninguna parte concreta de España, como demuestran las imágenes (similares) tomadas en todo el mundo.Tampoco lo realizan entidades locales, sino estructuras de poder global. Es un fenómeno del que NADIE puede escapar, porque el sistema climático terrestre está manipulado en su totalidad.

De este modo, ciertas estructuras de poder pueden decidir dónde llueve y dónde no, así como la severidad y duración de las sequías, la cantidad e intensidad de las lluvias u otras catástrofes climáticas, lo cual vemos cada día con más frecuencia. Quien controla el clima controla el mundo. El ciclo del agua (hidrológico) es el ciclo de la vida. Quien controla el agua, controla la vida.

Así de grave es la situación a la que estamos  expuestos SIN SABERLO, junto con la totalidad de los ecosistemas del planeta. Por eso, TODOS debemos colaborar sin demora, porque el problema se agrava y «ellos» (los autores de esta guerra climática) trabajan sin descanso, mientras nosotros, confiados, seguimos viviendo como siempre… Debemos DETENER inmediatamente la geoingeniería (y después muchas otras actividades destructoras) y dar la oportunidad al sistema climático terrestre de reaccionar por sí mismo, ¡sin intervención humana!, en un intento por recuperar el equilibrio perdido o, al menos, aminorar la gravedad del desequilibrio. Si hay alguna posibilidad de salvar algo, sólo la tierra tiene el mecanismo en su mano. El hombre y su tecnología, desde luego no.