Navidad 2018

Breve escena del payaso, del filósofo y teólogo danés Soren Kierkegaard (1813-1855), en su obra Diapsálmata:

«Sucedió que, en un teatro, se produjo un incendio detrás del escenario. El payaso salió a avisar al público. Los espectadores creyeron que era una broma y aplaudieron; el payaso repitió su advertencia; y la aclamación fue aún más fuerte.

Así es como pienso que el mundo llegará a su fin: en medio del aplauso generalizado de todos los ingeniosos que creen que se trata de un chiste.»

Ahora observa esta secuencia de fotografías del día 24 de diciembre, un día típico en el que (la mayoría de) la población de los países ricos hace preparativos para grandes comilonas, envía mensajes navideños por whatsapp, canta y ríe feliz. Nadie debe perturbar «la atmósfera» con observaciones «incómodas»… (los aerosoles incómodos que flotan sobre nosotros no parecen incomodar tanto a los comensales…)

A las 9:16 horas, tras el amanecer de un día 24 originariamente soleado, el programa de fumigación del día ya está avanzado: lo que cubre el cielo son sólo bandas alargadas procedentes de aviones. Sin embargo, aún se pueden ver pequeños «parches de cielo azulado» entre las estelas finas recientes y las anchas no tan recientes (de 9:26 a 9:34):IMG_6040

IMG_6041

IMG_6046

Tras 1 hora de trabajo intenso, es decir, a las 10:25, las «ventanas» de cielo azulado van cerrándose y dejando ver sólo masas blanquecinas, lo cual es interpretado por muchos, (que no se fijan y/o no quieren ver), como calima, neblina o cualquier otra invención. Pero recuerda, TODO procede de la evolución de las estelas expulsadas previamente por cada avión.

IMG_6056

IMG_6059

La población sigue contenta y preparando la comilona de nochebuena porque,  por supuesto, sólo se trata de un día con CALIMA.

Recuerda: «No importa lo que miras, sino lo que ves»

A partir de las 17 horas, este es el aspecto del cielo programado por los terroristas que GESTIONAN la radiación solar del globo con venenos, para el día 24 de diciembre, nochebuena. Todo es alegría, a pesar de la masa tóxica que flota sobre nuestras cabezas. ¿Por qué? Porque los efectos de las nanopartículas metálicas & Co.  no son agudos e inmediatos, sino retardados…

IMG_6060.JPG

Nos roban el sol, la luz, la energía básica para producir materia orgánica y alimentos, el origen de la vida, sin que nadie se inmute.                                                                                      Todos ríen y festejan esta noche, mientras nosotros, los payasos de Kierkergaard, intentamos dar la señal de alarma. Todos disfrutan aún, sin sospechar que ESTO no es un chiste.

GEOINGENIERÍA y el PAYASO de Kierkergaard

Deja un comentario