Radiofrecuencias/Microondas al servicio de la geoingeniería

En este vídeo puedes comprender hasta dónde llega la capacidad de las estructuras de poder de utilizar el arma climática contra las poblaciones o países que no «complacen» sus deseos de control y dominio global.

Siempre que por encima del epicentro de un terremoto se detecten:

  • ionización excesiva de la ionosfera, es decir, un aumento de las cargas eléctricas en la ionosfera.
  • y calentamiento de la atmósfera, visible en fotos infrarrojas realizadas desde satélites,

estamos ante los efectos que generan los llamados «calentadores de la ionosfera» como HAARP, la conocida instalación de antenas situada en Alaska, por tanto, ante catástrofes provocadas por el ser humano. Puede haber alrededor de un centenar de ellos en el planeta y son capaces de alterar la atmósfera, la ionosfera y la magnetosfera, causando así terremotos, tsunamis y otras catástrofes climáticas.

En estos tiempos, cuando los desastres medioambientales están aumentando de manera exponencial, todos deberíamos investigar seriamente si la expresión «cambio climático» y la propia naturaleza no están siendo utilizados para encubrir a los verdaderos criminales.

Deja un comentario