Pruebas científicas basadas en las leyes de la física y la química

1ª  Prueba: La teoría de las estelas de condensación, que ha llevado prácticamente al 100% de la población a contemplar con tranquilidad la presencia masiva de estelas visibles detrás de los aviones que sobrevuelan su geografía, no es otra cosa que una FALACIA para pacificar a las masas ante unas prácticas globales que van mucho más allá de lo criminal.

Mientras los gobiernos/instituciones/medios de comunicación oficiales tachan de no científicos a quienes afirman que los aviones dispersan intencionadamente materiales que no son producto de la combustión, la CIENCIA VERDADERA (es decir, la que no se vende a las estructuras de poder financiero) afirma rotundamente que:

La formación de estelas de condensación es un fenómeno absolutamente imposible.

Dicha declaración se sustenta en estudios termodinámicos, tanto de la naturaleza de los gases expulsados como de las condiciones atmosféricas a las que vuelan los aviones.

Veamos qué leyes de la física apoyan estas afirmaciones:

  • Entropía: es la magnitud que mide el orden/desorden del universo; cuanto más caótico es un sistema, mayor es su entropía. La entropía del universo siempre aumenta, por tanto los sistemas químicos tienden al desorden. Pongamos un ejemplo de dos reacciones opuestas: la combustión y la fotosíntesis. En la combustión, materia orgánica reacciona con oxígeno, liberando gases y energía. Dicha reacción está favorecida porque se pasa de un estado de la materia sólido y ordenado, como puede ser un trozo de madera, a moléculas en estado gas, las cuales disponen de muchísima más libertad de movimiento. En el proceso contrario, moléculas de gas forman materia orgánica, para lo cual es necesario un suministro exterior de energía, el sol. Por eso la fotosíntesis no tiene lugar de noche.

Pongamos varios ejemplos cotidianos: ¿Qué prefieres, estar de vacaciones y hacer lo que te dé la gana, o trabajar con un horario fijo y redactando informes? ¿Qué es más fácil, limpiar y organizar una habitación o desordenarla?

  • Fluído: La materia tiene tres estados físicos: sólido, líquido y gas. Los líquidos y los gases son fluidos, es decir: 1) ocupan la forma de su continente y 2) se expanden todo lo que pueden, basándose en el concepto anterior de entropía.

Pongamos varios ejemplos: si tengo un globo lleno de aire y lo pincho, dicho gas se expandirá violentamente para ocupar su nuevo continente, que es el planeta Tierra.

Con respecto al agua líquida es un poco más complicado. ¿Alguna vez te has preguntado por qué se evapora el agua del suelo cuando friegas si éste no está a 100 ºC? El agua líquida está en equilibrio con su estado vapor. Si un sistema con agua líquida se encuentra a 100ºC, quiere decir que todas las partículas de agua terminarán evaporándose. Pero si el agua no está a 100 ºC no significa que no se pueda evaporar; simplemente se evapora más lentamente. Aplicando las definiciones de fluido y entropía, la finalidad de los mismos es disponerse de la manera más libre y desordenada posible, y hay mucha más libertad de movimiento en estado gaseoso intentando ocupar toda la atmósfera que en estado líquido ocupando una baldosa.

  • Densidad del aire: la densidad del aire es de 1.225 kg/m3 a 15 ºC y a nivel del mar, aproximadamente mil veces menos que la del agua. Obviamente, cuanto más subimos en altitud menos densidad tiene el aire. Por eso el agua en el Everest hierve a 69 ºC, porque hay menor cantidad de partículas haciendo presión sobre el sistema.

 

  • Intercambio térmico: para que se produzca un intercambio de energía (o temperatura) hace falta la interacción directa de dos sistemas, en la cual el sistema de mayor energía le cede al de menos energía.

El ejemplo cotidiano es el de cuando tenemos las manos frías y alguien nos las coge. Y obviamente no hay el mismo intercambio de calor en esta situación que en la de una pareja que se abraza estrechamente. A sistemas mayores, mayor intercambio de energía.

 

Dada la solidez científica de estos principios de la física/química, las estelas que vemos detrás de los aviones NO PUEDEN ser estelas de condensación, ni estar formadas por vapor de agua, sino por otros materiales dispersados en la atmósfera intencionadamente. Analicemos el razonamiento paso a paso:

 

  • El queroseno utilizado como combustible en los aviones es una mezcla de hidrocarburos. Para simplificar, se va a utilizar como ejemplo la reacción de combustión de un hidrocarburo sencillo, el hexano:

 

C6H14 + 19/2O2 -> 6CO2 + 7H2O

 

Como se puede apreciar claramente, en una reacción de combustión de un hidrocarburo, casi la mitad de las moléculas producidas son dióxido de carbono, el cual por una parte no condensa, y por otra no interacciona de ninguna manera con el agua favoreciendo su condensación.

  • La combustión del queroseno por los motores de los aviones produce la liberación violenta de enormes cantidades de gases a unos 400 ºC, los cuales, como se ha indicado antes, tienen un comportamiento aleatorio y la tendencia a ocupar todo el volumen del que disponen, es decir, el planeta entero, y no a restringirse al reducido espacio de una estela.
  • El contexto de la atmósfera es el siguiente: a la altura a la que vuelan los aviones la temperatura del sistema puede estar entre -40 o -50 ºC, en un entorno de casi ausencia de materia (baja densidad del aire) donde, por tanto, el intercambio térmico es lento e ineficiente (es decir, el enfriamiento del vapor de la estela por parte de la atmósfera).

 

Conclusión: la formación de una estela de condensación implicaría que una mezcla heterogénea de gases, de la  cual casi la mitad no es vapor de agua, que sale propulsada a más de 400 ºC de un motor y con un comportamiento desordenado y expansivo, debería ser condensada por partículas de gas atmosférico a -50 ºC en un entorno de semivacío, enfriando dichos gases más de 300ºC en cuestión de segundos y forzándolos finalmente a permanecer en forma de estela.

Piensen ustedes mismos, por favor, si esto tiene algún sentido.

En física y química, no lo tiene.

(Fdo: Dr. Jesús Herraiz Copo, Doctor en química por la Universidad de Barcelona.)

1
Si la diversidad de estelas que observamos detrás de los aviones no son estelas de condensación, entonces el gobierno TIENE LA OBLIGACIÓN de desvelar ante la ciudadanía la composición exacta de dichas estelas y denunciar y juzgar a los responsables de permitir y encubrir esta actividad.

 

2ª Prueba: Las leyes de la física afirman que, al aumentar la temperatura, también aumenta la Humedad Relativa del Aire (por tanto, el calentamiento global debería conllevar un aumento de la evaporación y de la HR global y, consecuentemente, de las precipitaciones.

descarga

descarga (1)

 

Contrariamente a  lo que predican estas leyes, la temperatura de nuestro planeta aumenta contínuamente mientras la humedad relativa y las lluvias disminuyen a nivel global, las sequías asolan el planeta, los incendios forestales tienen dimensiones y características desconocidas y la desertización avanza a pasos agigantados.

Este fenómeno, aparentemente inexplicable e incomprensible por contradecir las leyes de la física, sólo se puede entender cuando se tiene en cuenta la existencia de programas de geoingeniería practicados desde hace décadas (actualmente de dimensiones globales y empleados como arma climática) y cuando se tiene en cuenta que los materiales utilizados para la modificación climática (nanoparticulas de aluminio, bario, estroncio, entre otras) son DESECANTES, INFLAMABLES, INCENDIARIOS, TÓXICOS y destruyen el CICLO HIDROLÓGICO. Esto explica perfectamente la realidad que estamos presenciando.

Es imprescindible que el gobierno español informe inmediatamente a sus ciudadanos de las causas de la sequía prolongada y la desertización de nuestro país y de las causas de que las leyes de la física no se cumplan. Es inaceptable que el gobierno predique que España se está desertizando, sin exponer causas ni proponer soluciones; sabemos que la GEOINGENIERÍA destruye el ciclo hidrológico  y genera sequías extremas y diluvios y exigimos al gobierno una explicación y una propuesta de cómo solucionar un problema tan grave para nuestro país.

 

Deja un comentario